Home: » Zonas Turisticas » Malargue » Castillos de Pincheira
Mendoza; viernes, 24 de octubre de 2014, 13:07 hs

Castillos de Pincheira

A tan sólo 27 kilómetros de la Ciudad de Malargüe nos encontramos con lo s Castillos de Pincheira, un espacio de naturaleza y de leyenda con maravillosas postales de valle y montaña. Estos gigantescos monumentos naturales integran una lista de destinos turísticos locales que los mendocinos tenemos el privilegio de poder visitar cualquier fin de semana.

Los Castillos de Pincheira son una formación natural singular, parecida a una construcción del medioevo con torres en derredor, que se erigió sobre la roca caliza por la acción erosiva de los vientos y del río. Un desvío de la Ruta 40 (hacia el oeste por la calle Fortín Malargüe) conduce a este conocido sitio a través de un pintoresco trayecto de coloridos sorprendentes en el que podemos disfrutar del contraste entre la aridez típica de Mendoza y los rincones reverdecidos y arbolados por tanta agua que baja de las montañas. Al borde del camino de ripio -en muy buen estado- la jarilla inunda el ambiente y la flora autóctona hace gala de aromas y colores.

Hacia la derecha nos reconfortan la vista la alameda y los amplios campos y por la izquierda nos acompaña el río. Algunas familias improvisan un día de camping, mientras unos caballos atraviesan el camino; ellos tampoco llevan prisa. Y luego de 4 ó 5 km. recorridos las extrañas formaciones rocosas dan un adelanto de lo que nos espera.

Los Castillos se ubican entre el río Malargüe y el Arroyo Pincheira. El predio es una reserva provincial colmada de bellezas naturales. La cordillera y sus valles con lagunas y médanos, el delicado sonido del río y los arroyos, son un derroche de cosas sencillas que nos llenan de placer. A la margen derecha del río Malargüe se ubica el camping del lugar, que cuenta con un grupo sanitario con agua caliente, parque, proveeduría, venta de artículos regionales, pileta de natación, luz eléctrica y juegos infantiles, entre otros servicios. Entre las actividades para el visitante encontramos desde el mero turismo contemplativo a actividades de turismo aventura como el trekking, mountain bike, escaladas y cabalgatas. El restaurante del lugar se caracteriza por sus comidas típicas de Malargüe (como el chivito a las brasas).

Los Castillos de Pincheira son una obra de arte natural –producto de los agentes erosivos del particular clima de Malargüe- y debe su nombre al bandolero chileno José Antonio Pincheira, mítico oficial español de Chile que huyera tras la Cordillera para seguir cometiendo correrías y actos de pillaje resguardado por los accidentes geográficos de los Castillos. La tradición oral indica que los hermanos Pincheira, formaron un ejército para defender los territorios que el rey de España había perdido con la revolución. Reunieron varios centenares españoles, criollos renegados y algunos caciques pehuenches para, al principio, realizar acciones militares en nombre de la corona. Posteriormente sus actividades se transformaron en simples actos de pillaje, aunque algunos cuentan que repartían las cosas que robaban entre los pobres.

Rodeado por cerros y con una altura aproximada de 2000 mts., este paisaje encierra además muestras de cerámicas, puntas de flechas, chaquiras y otros restos indígenas, reliquias de lo que fuera un importante yacimiento arqueológico.

Hay que atravesar un puente de cables de acero y madera sobre el fuerte río para iniciar la caminata hacia los Castillos. A medida que se avanza en la montaña el paraje abre nuevas perspectivas para admirar la caprichosa fisonomía de las rocas. Es posible ingresar a algunas cuevas y recorrer con cuidado la zona de las torres; pero vale la pena el esfuerzo. Los antojos de la naturaleza se patentizan en la magnífica postal que ofrece Pincheira. La tranquilidad reinante, una temperatura ideal (no supera los 24º) y la maravillosa vista reconfortan cuerpo y alma.