Mendoza; lunes, 28 de julio de 2014, 15:25 hs

Cacheuta

Con sus contrastes entre nieve, sol y agua, Cacheuta es un espacio entre cumbres que nos invita al descanso y al esparcimiento. Sus baños termales y cerros soleados, el Museo Ferroviario y el turismo aventura son varias de las atracciones que nos ofrece este lugar especial, ubicado cerca de la ciudad de Mendoza.

La villa precordillerana de Cacheuta es una muestra híbrida surgida del entrecruzamiento del típico paisaje árido de nuestra montaña y las usanzas de descendientes de inmigrantes que habitan estos parajes. El que fuera hace un tiempo paso obligado a Chile nos lleva hoy a este pequeño poblado provisto de todos los atractivos para pasar unos días de relax en familia o con amigos.

Sus baños termales son muy famosos en la región y reciben la visita de miles de turistas de todas partes y visitantes de la provincia cada año. Pero antes de llegar a ellos, camino a Cacheuta por la ruta Panamericana, a 23 km. de la ciudad, se encuentra la ex estación Blanco Encalada, hoy convertida en el Museo Ferroviario "Alejandrino Alfonso". Esta construcción es testimonio de la "máquina del progreso" que extendiera desde 1887 sus hilos de hierro y quebracho colorado hasta Chile, siguiendo el curso del río Mendoza, con el paso habitual de trenes de pasajeros y de carga. La vieja estación, custodiada por el último jefe ferroviario y su familia, guarda, nostálgica, objetos y voces que reflejaron una importante etapa de nuestra historia.

Cruzando las vías, carteles de proveedurías, empanadas y pan casero van ambientando el recorrido hacia un apacible paraje. Los complejos de cabañas se alzan a ambos lados del camino ofreciendo estadías confortables con una postal típicamente mendocina de fondo. Las cabañas, hosterías y campings están siempre preparadas para ofrecer al viajero una estadía placentera. Restaurantes y salones de té típicamente suizos abren un abanico de opciones para degustar sus manjares en ambientes acogedores. Chimeneas humeantes, una tarde de mates o compartir el fogón con amigos a la orilla del río, el tradicional asadito en este ambiente de paz, son algunas de las alternativas que Cacheuta nos ofrece para pasar unas vacaciones "en casa".

Y es que una de las ventajas del lugar es la cercanía con la ciudad, que posibilita que cualquiera pueda decidirse un fin de semana ir a instalarse en una cabañita por un día y medio o dos días, dándose el gusto de unas mini vacaciones. Ubicada en el departamento de Luján de Cuyo esta localidad nos permite aún en invierno, salir a dar un paseo a pie o animarnos a subir alguno de los cerros cercanos, al amparo del cálido sol de la siesta. Por otro lado, el turismo aventura, tan bien apreciado por los extranjeros, brinda más opciones para desafiarse a uno mismo en el río o entre las montañas.

El centro se extiende sobre la ruta provincial 82 y en él se diferencian distintos sectores separados entre sí: el primero es el de la Central Hidroeléctrica y Camping de EMSE y los otros son el sector del Hotel Termas de Cacheuta, la estación del ferrocarril, el sector ubicado del otro lado del río (cruzando el puente colgante) y el correspondiente al embalse y el segundo equipamiento de EMSE. La localidad es una invitación permanente a recorrerla caminando para, de esta manera, optimizar las posibilidades de interactuar con el paisaje. Turistas de todas partes transitan día a día sus calles, cerros e instalaciones y los artesanos parecen darles la bienvenida con todo tipo de productos elaborados artesanalmente en sus pintorescos puestos ubicados en el playón, antesala del puente colgante.